lunes, 5 de septiembre de 2016

EL INFUNDADO PELIGRO DE PRODUCIR ALIMENTOS

Manfredo Irigoyen

Cada vez con más frecuencia surgen artículos denunciando que la producción de alimentos nos conduce al desastre. Se basan en la falsa premisa que esa actividad humana genera gases de efecto invernadero llevándonos a una catástrofe inevitable.


I can only see one element of the climate system capable of generating these fast, global changes, that is, changes in the tropical atmosphere leading to changes in the inventory of the earth's most powerful greenhouse gas-- water vapor. "
Dr. Wallace Broecker, a leading world authority on climate
Lamont-Doherty Earth Observatory, Columbia University,
lecture presented at R. A. Daly Lecture at the American Geophysical Union's
spring meeting in Baltimore, Md., May 1996.

Nos culpamos a nosotros mismo de ser pecadores y por tanto debemos hacer penitencia de tal forma que generemos decrecimiento económico condenándonos a padecer hambre y frío. Al menos eso propone este artículo http://www.bitacora.com.uy/noticia_8355_1.html acusando a la producción de carne bovina para consumo y a la quema de biomasa para cocinar y calentarnos que, dicho sea de paso, son las más básicas actividades humanas de supervivencia, pero que según el razonamiento expuesto generan ingentes cantidades de gases de efecto invernadero. Ese artículo fue escrito por un novelista y ecologista que es claro que se preocupa por el destino de la humanidad pero que su razonamiento no se basa en conocimiento científico sino en algo aceptado como un principio innegable e indiscutible como un dogma. El autor no es el primero ni el único que cae en ese error, si  consideramos que hasta el mismo Umberto Eco, uno de los máximos referentes contemporáneos en filosofía y semiótica, comete el mismo error en su libro A Paso de 
Cangrejo acusando a la humanidad de su propia destrucción.


No me preocuparía por afirmaciones como esas pues no provienen de personas que tengan formación en ciencias ni, al menos, demuestren el mínimo pensamiento crítico. Pero me resulta muy preocupante, por las posibles consecuencias futuras en la toma de decisiones, que en el reciente congreso de la Asociación de Ingenieros Agrónomos de Uruguay, realizado los días 11 y 12 de agosto de este año 2016, se presentara de forma expresa que la emisión de metano por fermentación entérica de los bovinos como ganado de carne o leche tenga un efecto en el clima y por tanto sea, al menos, tenido en cuenta para acciones futuras de reducción de esa emisiones. Pienso que debemos ser muy cuidadosos con esas conclusiones pues Uruguay es un productor neto de alimentos y en eso se basa su economía. El primer error es considerar que los gases de efecto invernadero generados por la actividad humana y su supuesto incremento luego de la revolución industrial son los únicos responsables del incremento de temperatura media registrada.

Este error se basa, entre otros aspectos, en estudios de laboratorios que registran la capacidad de absorción de energía para cada gas en particular. Sin embargo, en ningún caso se toma en cuenta la sinergia del conjunto de gases en la atmósfera ni mucho menos se considera el conjunto de gases frente al principal gas de efecto invernadero que es el vapor de agua. En condiciones naturales, el vapor de agua prácticamente enmascara a todos los demás gases en cuanto a la absorción de energía.




Más allá de considerar la absorción de energía, debemos tener en cuenta la proporción de gases en la atmósfera y su origen. Siendo el vapor de agua, ese gas ignorado, el que tiene mayor presencia en la atmósfera y mayor efecto como gas de efecto invernadero debemos considerar la proporción de gases generados por la actividad humana y la actividad natural, no alcanzamos ni al 0,5%

Anthropogenic (man-made) Contribution to the "Greenhouse
Effect," expressed as % of Total (water vapor INCLUDED)
Based on concentrations (ppb) adjusted for heat retention characteristics
 % of Greenhouse Effect
% Natural
% Man-made
 Water vapor
95.000% 
 94.999%
0.001% 
 Carbon Dioxide (CO2)
3.618% 
 3.502%
0.117% 
 Methane (CH4)
0.360% 
 0.294%
0.066% 
 Nitrous Oxide (N2O)
0.950% 
 0.903%
0.047% 
 Misc. gases ( CFC's, etc.)
0.072% 
 0.025%
0.047% 
 Total
100.00% 
 99.72
0.28% 

Dicho de otra forma, sostenemos que existe un efecto en el clima por la actividad humana al generar gases de efecto invernadero pero esa teoría tienen una base muy débil, sólo demostrable con modelos de computación que no tiene en cuenta la actividad natural y presentan graves incertidumbres y errores. Sin embargo, por esas conclusiones basadas en la falsa premisa estamos prontos a tomar decisiones que nos condicionarán en el futuro la producción de alimentos. Por esto se ha propuesto desde hace tiempo que nuestra época se llame antropoceno, por el efecto geológico de la actividad humana en el planeta. En caso de cambiar el nombre propongo llamarlo fatuoceno por ser la mayor expresión de vanidad infundada y carente de razón.

Manfredo Irigoyen

No hay comentarios.: