viernes, 20 de enero de 2017

SOMOS MENOS QUE BACTERIAS

Henry Luois Mencken

Manfredo Irigoyen

Henry Luois Mencken fue un pensador y escritor muy influyente en la segunda mitad del siglo XX. Una de sus citas, mi preferida, refleja lo que vamos a desarrollar en este análisis: Todo el propósito de la práctica política es mantener a la muchedumbre alarmada (y por ello clamorosa pidiendo ser conducida a la seguridad) amenazándola con una serie interminable de sandeces, todas ellas imaginarias.

Resulta duro comenzar un análisis mencionando esa cita de Mencken. Lo cierto es que me parece oportuno citarla pues estamos siendo invadidos por amenazas de la índole descrita por ese pensador. Descartando todas las demás, destaco la que más nos invaden y mayor significado económico tiene en nuestra sociedad. La amenaza del cambio climático originado en el comportamiento de la humanidad.


Desde la caída del muro de Berlín dejó de existir enemigos claros, enfrentando ideologías políticas entre occidente y oriente, entre capitalismo y comunismo. Pero, resulta claro, como la imaginación es infinita entonces se creó el enemigo de la humanidad: la misma humanidad enemiga de sí misma por las consecuencias de su actividad. De nada vale que el avance intelectual y tecnológico ocasionó que seamos cada vez en este planeta mejor alimentados y con mayor esperanza de vida en general. Se ha instaurado la idea que somos nuestros propios enemigos, pero igualmente ha emergido un grupo de pensadores que han promovido la idea que si nosotros, la humanidad, somos la causa del problema, también somos parte de la solución. Absurdo. De cierta manera se ha impuesto que nosotros, los humanos, somos tan poderosos que podemos influir en el clima y, de la misma forma, somos igualmente tan poderosos que podemos influir cambiando el clima modificando nuestro comportamiento.


En mi opinión, es lo mismo que creernos brujos que bailando o batiendo un tambor vamos a provocar que llueva o que la lluvia en exceso se detenga.


Intentemos situar en su contexto y analizarlo de esa forma la idea impuesta de nuestra influencia en el clima producto de la emisión de gases de efecto invernadero. Tal parece que se ha instalado la idea que es casi la única fuente de emisión de esos gases la que generamos nosotros en las múltiples actividades que desarrollamos usando energía. Y todo lo que hacemos se vincula al uso de energía. Todo. ¿Producir alimentos? Gasto de energía. ¿Salud? Energía. Todo lo que usted piense de nuestra civilización se basa en el consumo de energía. Y fue siempre así. ¿Calentarse en las cavernas o cocinar alimentos? Energía ¿Transportar cargas? Energía, ya fuera llevándola a hombros, a caballo, en carretas o en avión.


Sin embargo, debemos tener en cuenta que existe una fuente de emisión de gases de volumen muy superior al que podamos emitir en nuestra actividad, la que desarrolla la propia naturaleza.
Comparados con ella, nosotros los humanos y nuestra actividad, no somos nada. Somos menos que nada comparados con las termitas o, peor aún, somos menos que las bacterias.


Vamos a comparar la emisión de CO2 de la flora edáfica por su respiración en el suelo de Uruguay con todas las emisiones de la actividad de nuestro país. Descarto toda otra fuente de emisión natural, como la degradación de materia orgánica por ejemplo.


En sólo un centímetro cúbico de buena tierra agrícola se cuentan varios miles de millones de bacterias y se calcula que la producción horaria de CO2 es de unos 2 a 5 kg por hectárea; en los suelos forestales todavía es considerablemente mayor.(1)


Ahora veamos... Uruguay tiene una superficie continental de 176.215 km2. Cada km2 es equivalente a 100 ha (1.000x1.000,= 1.000.000 m2; 1 ha= 10.000 m2; entonces 1 km2=100 ha). La superficie de Uruguay es de 17:621.500 ha. Para simplificar la notación y redondeando, 17,6 millones de ha.
Si consideramos la superficie urbanizada, rutas, y áreas rocosas, siendo conservadores restemos el 5% de la superficie total, lo que resulta en una superficie de  16,7 millones de ha. Para ser más conservadores y para redondear cifras estimemos que en realidad la superficie de campo con actividad de flora edáfica es de 15 millones de ha.
Tomando el nivel inferior de producción de CO2 por la producción de la respiración edáfica de 2 kg/ha/h por la superficie estimada de 15 millones de ha, entonces en el año tenemos una producción de 262,8 millones de toneladas al año.


La producción anual total de toneladas equivalentes(2) CO2 por todo concepto de la actividad humana en Uruguay es de 28,5 millones de toneladas (Geouruguay 2008) por lo que el porcentaje de la emisión por actividades antrópicas de Uruguay respecto a la producción natural de la flora edáfica es 10,8% (28,5millones/262,8millones).


Siguiendo con este razonamiento, en la misma publicación de Geouruguay 2008 se define que el balance entre la emisión antrópica de CO2  por toda actividad es  de 28,5 millones de toneladas menos la captura de toneladas equivalentes de CO2 de 23,4 millones es de, redondeando la cifra, 5 millones de toneladas equivalentes de CO2 de emisión neta al año. Entonces tenemos que la emisión neta significa que es el 1,9% (5 millones de toneladas/262,8 millones de toneladas) de la producción de CO2 por la respiración de la flora edáfica.

En resumen:
La producción de CO2 por todo concepto de la actividad humana en Uruguay es el 10,8% de la CO2 de la producción natural en el mismo período de tiempo. Si tenemos en cuenta la absorción de CO2 por las mismas actividades antrópicas en nuestro país, entonces la producción neta de CO2 es el 1,9% de la producción natural.

Dicho en otras palabras, necesitamos estar produciendo 50 años para lograr emitir las mismas toneladas equivalentes de gases de efecto invernadero que lo que se emite en un solo año de producción natural por la actividad de la flora edáfica únicamente, sin considerar toda otra fuente de emisión de CO2 como la respiración de la biomasa, incluyendo la digestión de restos de materia orgánica.

Sin embargo, nuestro país tiene que aceptar lo que es políticamente correcto respecto al supuesto efecto en el clima que produce la actividad humana, entonces aceptamos una agenda ambiental impuesta por un organismo internacional plagado de burócratas sobrepagados cuyo único objetivo, parece, es mantener sus propios puestos de trabajo mediante la propagación de alarmas sin fundamento.


Por eso mismo, resulta que se minimiza los verdaderos problemas ambientales reales para cada sitio como resolver el problema de los residuos urbanos, líquidos y sólidos, la degradación de la calidad del agua como consecuencia del incremento explosivo de producción de alimentos o resolver la gestión más adecuada de los residuos eléctricos y electrónicos.

(1) Tratado de Botánica  - Strassburger (et al)
(2) Toneladas equivalentes corresponde a la suma de todos los gases de efecto invernadero con relación al CO2

Manfredo Irigoyen

martes, 22 de noviembre de 2016

Efluentes del Parque Industrial contaminan

Un estudio confirma que los efluentes del Parque Industrial que van al río contaminan.




En la conferencia realizada en el Museo Almeida, el Foro Ambiental Gualeguaychú informó sobre los resultados de los análisis que se realizaron en el laboratorio C&D, de La Plata, sobre la Planta de Efluentes del Parque Industrial. La responsabilidad de las empresas y la falta de control del Estado.

Hace poco más de dos meses, los vecinos del Barrio Don Pedro, ubicado frente al Parque Industrial Gualeguaychú (PIG) denunciaron ante las cámaras de El Día TV la insostenible situación que padecen debido al mal funcionamiento de la planta de tratamiento de efluentes.

“El olor se debe a un insuficiente y mal o casi nulo tratamiento de estos efluentes industriales que nos perjudican a nosotros como vecinos del barrio Don Pedro. Porque así como están maltratados, se arrojan a la Cañada de Melgar, que pasa frente a nuestro barrio con un profundo olor. Esto nos afecta nuestra vida cotidiana, nuestras noches, la respiración de nuestros hijos, de los abuelos, de todos”, expresaron durante el reclamo el grupo de vecinos que en su momento pidió la intervención del Estado.

A partir de esta situación el Ejecutivo Municipal conformó una Mesa de Consenso Ambiental, de la que participaron en no menos de cinco oportunidades los integrantes del Foro Ambiental. “No así los industriales”, reclamaron desde el propio Foro.

En este marco, el Foro Ambiental convocó a una conferencia de prensa, que se llevó a cabo ayer en las instalaciones del Museo Almeida. En la misma, el doctor Jorge García leyó el documento en el que se expresó la preocupación de los vecinos del barrio Don Pedro, los primeros afectados por la contaminación, pero no los únicos, ya que “dichos efluentes terminan llegando, por la cañada de Melgar, al arroyo Gualeyán, y por éste al río Gualeguaychú”, detalla el documento.

“El foro, para saber dónde estaba parado, resolvió hacer una toma de muestras de agua de la cañada de Melgar y de los efluentes pluviales que salen del Parque Industrial, siendo consciente que ésta muestra es solo una foto, no la pelicula de lo que pasa, pero sí servía para tener una idea de lo que estábamos hablando”, indica el documento y continúa: “las muestras se tomaron respetando los protocolos determinados y bajo acta y supervisión de escribano público”.


“Hemos llegado a esta encrucijada por un mal manejo de la situación, siendo los responsables de ello la Comisión Administradora del Parque Industrial, conformada por tres integrantes de la Corporación del Desarrollo, tres representantes de los Industriales y un integrante de la Municipalidad; quienes deberían haber velado por el buen funcionamiento del Parque. Y también de las sucesivas administraciones municipales, que teniendo las herramientas para su control, no lo hicieron”, criticaron desde el Foro, al tiempo que destacaron la actitud de la actual administración. “Celebramos que la actual gestión haya reconocido el problema y esté trabajando en la solución. Creemos que la comunidad debe saber de lo que se trata, para que con prudencia, pero con firmeza, exijamos de los responsables de este problema, su solución”, cierra el documento.


Agua contaminada
“Tomamos muestras del desagüe pluvial y de la Cañada de Melgar, a unos 200 metros de la entrada al barrio Don Pedro”, contó el bioquímico Carlos Goldaracena. Quien hizo un detallado detalle técnico y remarcó los valores contaminantes en el desagüe pluvial, la cantidad de bacterias patológicas (que trasmiten enfermedades infecciosas) y el número de coliformes fecales registrados por encima de los valores establecidos por ley. “Estamos hablando de bacterias patógenas, que caen en una cañada que está rodeada de gente que vive a 50 metros”, expuso.

“No debería salir nada por los efluentes cloacales si no llueve. Están tirando algo que no deberían”, indicaron desde el Foro. Asimismo, marcaron que “primero, hay que considerar que la Cañada de Melgar no sería el receptor correcto para el desagüe de un parque industrial como éste. Pero las cosas deberíamos analizarlas desde adentro del PIG para afuera, cada una de las industrias debería ser responsable y corresponsable con el resto para el tratamiento individual y colectivo de cada una de las cosas que se eliminan”. Y el Estado “debería controlar”.

“La ley 6260 (Ley provincial de prevención y control de la contaminación por parte de las industrias) establece que no es conveniente mezclar efluentes industriales con los efluentes cloacales. Acá se pasó todo junto por el mismo tamiz, y de ahí sale la contaminación de coliformes que tenemos”, consideró el médico Jorge García. Y marcó la peligrosidad de los “órganos persistentes” en los efluentes, que pueden llegar a producir cáncer en distintos niveles y afectar la fertilidad de las personas, entre otras graves consecuencias.

Por otro lado, se cuestionó la falta de avance en la obra de la nueva planta de tratamientos de efluentes industriales del PIG, anunciada para finales de este año o comienzos del 2017. “No se está trabajando, no hay avances en esa obra”, cuestionaron los vecinos del barrio Don Pedro, presentes en la conferencia de prensa.

El Día Online.com

lunes, 5 de septiembre de 2016

EL INFUNDADO PELIGRO DE PRODUCIR ALIMENTOS

Manfredo Irigoyen

Cada vez con más frecuencia surgen artículos denunciando que la producción de alimentos nos conduce al desastre. Se basan en la falsa premisa que esa actividad humana genera gases de efecto invernadero llevándonos a una catástrofe inevitable.


I can only see one element of the climate system capable of generating these fast, global changes, that is, changes in the tropical atmosphere leading to changes in the inventory of the earth's most powerful greenhouse gas-- water vapor. "
Dr. Wallace Broecker, a leading world authority on climate
Lamont-Doherty Earth Observatory, Columbia University,
lecture presented at R. A. Daly Lecture at the American Geophysical Union's
spring meeting in Baltimore, Md., May 1996.

Nos culpamos a nosotros mismo de ser pecadores y por tanto debemos hacer penitencia de tal forma que generemos decrecimiento económico condenándonos a padecer hambre y frío. Al menos eso propone este artículo http://www.bitacora.com.uy/noticia_8355_1.html acusando a la producción de carne bovina para consumo y a la quema de biomasa para cocinar y calentarnos que, dicho sea de paso, son las más básicas actividades humanas de supervivencia, pero que según el razonamiento expuesto generan ingentes cantidades de gases de efecto invernadero. Ese artículo fue escrito por un novelista y ecologista que es claro que se preocupa por el destino de la humanidad pero que su razonamiento no se basa en conocimiento científico sino en algo aceptado como un principio innegable e indiscutible como un dogma. El autor no es el primero ni el único que cae en ese error, si  consideramos que hasta el mismo Umberto Eco, uno de los máximos referentes contemporáneos en filosofía y semiótica, comete el mismo error en su libro A Paso de 
Cangrejo acusando a la humanidad de su propia destrucción.


No me preocuparía por afirmaciones como esas pues no provienen de personas que tengan formación en ciencias ni, al menos, demuestren el mínimo pensamiento crítico. Pero me resulta muy preocupante, por las posibles consecuencias futuras en la toma de decisiones, que en el reciente congreso de la Asociación de Ingenieros Agrónomos de Uruguay, realizado los días 11 y 12 de agosto de este año 2016, se presentara de forma expresa que la emisión de metano por fermentación entérica de los bovinos como ganado de carne o leche tenga un efecto en el clima y por tanto sea, al menos, tenido en cuenta para acciones futuras de reducción de esa emisiones. Pienso que debemos ser muy cuidadosos con esas conclusiones pues Uruguay es un productor neto de alimentos y en eso se basa su economía. El primer error es considerar que los gases de efecto invernadero generados por la actividad humana y su supuesto incremento luego de la revolución industrial son los únicos responsables del incremento de temperatura media registrada.

Este error se basa, entre otros aspectos, en estudios de laboratorios que registran la capacidad de absorción de energía para cada gas en particular. Sin embargo, en ningún caso se toma en cuenta la sinergia del conjunto de gases en la atmósfera ni mucho menos se considera el conjunto de gases frente al principal gas de efecto invernadero que es el vapor de agua. En condiciones naturales, el vapor de agua prácticamente enmascara a todos los demás gases en cuanto a la absorción de energía.




Más allá de considerar la absorción de energía, debemos tener en cuenta la proporción de gases en la atmósfera y su origen. Siendo el vapor de agua, ese gas ignorado, el que tiene mayor presencia en la atmósfera y mayor efecto como gas de efecto invernadero debemos considerar la proporción de gases generados por la actividad humana y la actividad natural, no alcanzamos ni al 0,5%

Anthropogenic (man-made) Contribution to the "Greenhouse
Effect," expressed as % of Total (water vapor INCLUDED)
Based on concentrations (ppb) adjusted for heat retention characteristics
 % of Greenhouse Effect
% Natural
% Man-made
 Water vapor
95.000% 
 94.999%
0.001% 
 Carbon Dioxide (CO2)
3.618% 
 3.502%
0.117% 
 Methane (CH4)
0.360% 
 0.294%
0.066% 
 Nitrous Oxide (N2O)
0.950% 
 0.903%
0.047% 
 Misc. gases ( CFC's, etc.)
0.072% 
 0.025%
0.047% 
 Total
100.00% 
 99.72
0.28% 

Dicho de otra forma, sostenemos que existe un efecto en el clima por la actividad humana al generar gases de efecto invernadero pero esa teoría tienen una base muy débil, sólo demostrable con modelos de computación que no tiene en cuenta la actividad natural y presentan graves incertidumbres y errores. Sin embargo, por esas conclusiones basadas en la falsa premisa estamos prontos a tomar decisiones que nos condicionarán en el futuro la producción de alimentos. Por esto se ha propuesto desde hace tiempo que nuestra época se llame antropoceno, por el efecto geológico de la actividad humana en el planeta. En caso de cambiar el nombre propongo llamarlo fatuoceno por ser la mayor expresión de vanidad infundada y carente de razón.

Manfredo Irigoyen

domingo, 17 de julio de 2016

Controles y monitoreos

Pero veamos que hace Uruguay

Monitoreo de la calidad ambiental - Fray Bentos y el entorno
Consulta de valores de variables. La consulta de las variables medidas por las instituciones se puede realizar por rango de fechas, matrices y lugar de la toma de la muestra. Ubíquese sobre cada punto del mapa para obtener una descripción del lugar.

Portal DINAMA datos en tiempo real

Puntos de control DINAMA 

Puntos de control DINAMA - LATU - UPM

Puntos de Monitoreo que realiza el Comité Científico en el Río Uruguay

Control y Monitoreo UPM

Esta Comisión fue creada en el año 2007, a través de la Resolución Ministerial 113/2007) con el objetivo de dar seguimiento al desempeño ambiental de la planta de producción de pasta de celulosa blanqueada, terminal portuaria y zona franca UPM (ex Botnia) ubicada en el departamento de Río Negro.

La misma es convocada y presidida por el MVOTMA e integrada por otros organismos del Estado y actores de la comunidad local.

En Resumen
La única y verdadera solución es el control y monitoreo, cosa que Uruguay hace desde siempre, se realizaron estudios de línea de base entre los años 2005 - 2007, antes de que BOTNIA pusiera su primer ladrillo, y así poder evaluar la existencia o no del impacto ambiental. No fue por los reclamos piqueteros que Uruguay controla, controlamos porque somos los más interesados en proteger la calidad de vida de nuestra gente así como la de nuestros vecinos.

salute!!!

Tercer Planta de Celulosa

sábado, 16 de julio de 2016

Argentina y Brasil mirarán de afuera.

Argentina y Brasil mirarán por televisión la definición de la tercera planta de celulosa que se instale en Uruguay. Esa fue la impresión que dejó ayer el presidente Tabaré Vázquez al ser consultado por El País si la localización de la nueva planta de celulosa implica tener que hacer consultas a los países limítrofes. Vázquez dijo que “no está previsto”, dado que la planta se instalará “en el corazón del país lo suficientemente alejada de cualquiera de las dos fronteras”.

De hecho, el presidente dijo que se descartó hacerla sobre el río Uruguay y sobre la Laguna Merín, ambos cauces que tienen el caudal de agua necesaria para una planta de celulosa, pero que son fronterizos. “Nosotros no le vamos a pedir cuentas a Brasil de lo que haga en su territorio, salvo aquello que esté colindando, y no le vamos a pedir cuentas a Argentina sobre lo que haga o deje de hacer dentro de su territorio.

Esto es en el Uruguay profundo y es el país soberano el que decide la instalación de este emprendimiento, por lo que si ambos países quieren tener referencia de lo que vamos a hacer, en estas conferencias de prensa se harán todas las referencias posibles y podrán tomar nota”, añadió.

Tercer Planta de Celulosa


UPM CONSIDERA ALTERNATIVAS PARA SU CRECIMIENTO A LARGO PLAZO EN URUGUAY
La infraestructura logística el principal desafío para el futuro


(UPM, Montevideo, 13 de Julio de 2016, 17:30 GMT -3.00)

UPM iniciará conversaciones con el gobierno de Uruguay sobre el desarrollo de la infraestructura logística. Las conversaciones incluirán el ferrocarril, rutas y caminos, que son actualmente el principal desafío en el interior profundo del país para la instalación de operaciones industriales de gran escala, conectada a un puerto con profundidad adecuada.

“Uruguay podría albergar una tercera planta de celulosa de tecnología de vanguardia y con probado desempeño ambiental, si se adecuara la infraestructura logística que permita el desarrollo de emprendimientos de gran escala orientados a la exportación. Si éstos desafíos pueden ser resueltos en los próximos años, Uruguay podría ser una alternativa competitiva para atender las oportunidades del mercado de la celulosa de UPM en la década del 2020”, dijo Jaakko Sarantola, vicepresidente senior, Desarrollo de negocios en Uruguay.

UPM estima que el firme crecimiento de la demanda de fibras de celulosa continuará en el largo plazo. Se espera que hacia el final de la década del 2020, la demanda global de celulosa kraft blanqueada aumente aproximadamente unos 20 millones de toneladas. En los últimos 15 años, se ha cerrado capacidad equivalente a 24 millones de toneladas. UPM espera que estas reducciones continúen a un ritmo similar, creándose oportunidades para el desarrollo de nuevos proyectos competitivos.

"En un corto período de tiempo, Uruguay ha creado las condiciones necesarias y desarrollado exitosamente la industria de la celulosa en un negocio de exportación, que ha generado impactos positivos al país en muchos aspectos. UPM ha sido parte de ese desarrollo desde hace 25 años. Hemos aumentado consistentemente nuestra base forestal y estamos preparados para abastecer de madera a una tercera planta de celulosa en el país.

“Además, hemos desarrollado competencias tanto en el área de plantaciones y operaciones industriales, así como también en materia ambiental y responsabilidad social. Nuestras operaciones en Uruguay continúan siendo líderes en términos de desempeño ambiental y sostenibilidad. Estos temas continuarán siendo el foco y compromiso principal de UPM en todas sus operaciones a futuro”.

"Evaluamos alternativas de crecimiento en diferentes partes del mundo. Esta posibilidad en Uruguay está en línea con nuestra estrategia de crecimiento de múltiples tipos de fibras. UPM es una de las pocas empresas en el mercado de la celulosa que suministra tanto celulosa de fibra corta como larga, para varios segmentos de clientes. La capacidad futura, sumada a la actual capacidad de producción de las cuatro modernas plantas de celulosa de UPM, podría atender el aumento de la demanda tanto industrial como del consumidor final fundamentalmente en papel tisú, de embalaje, cartulinas y papeles especiales”, comentó Sarantola.

lunes, 30 de mayo de 2016

Agenda de acciones

Botnia-UPM: Monitorearán el aire en la zona de Gualeguaychú 

– En el Ministerio de Medio Ambiente de la Nación, se realizarán este jueves dos reuniones de la que participarán la Municipalidad de Gualeguaychú, la Asamblea Ciudadana Ambiental, la Secretaría de Ambiente de Entre Ríos, la UNER, la CARU y científicos de la Comisión Nacional de Energía Atómica, para avanzar en planes de trabajo conjunto y el monitoreo de la calidad del aire en la ciudad, informó a APFDigital el senador por ese departamento, Nicolás Mattiauda.

Según adelantó el legislador en un parte de prensa enviado a esta Agencia, la primera reunión está programada para las 11 de la mañana y tiene como objetivo “establecer una agenda de acciones en común entre Gualeguaychú, la CARU y el Ministerio de Ambiente de la Nación, en el marco de lo conversado el 13 de mayo cuando el titular de la cartera, Sergio Bergman, estuvo en la ciudad”.

Se confirmó la presencia en el encuentro del viceintendente Jorge Maradey y la directora de Medio Ambiente Susana Villamonte, por la Municipalidad; del doctor Carlos Augusto Goldaracena y otros dos integrantes de la Asamblea Ambiental; un representante de la Secretaría de Ambiente de Entre Ríos, y el flamante presidente de la delegación de Argentina en la CARU, Mauro Vazón.

La segunda reunión está programada a las 12:15 y a los mencionados anteriormente se les sumarán el rector de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), Jorge Gerard, la decana de la Facultad de Bromatología de Gualeguaychú, Bertha Baldi Coronel, y científicos de la Comisión Nacional de Energía Atómica.

En ese encuentro “se avanzará en las pautas y acciones conjuntas para el monitoreo de la calidad del aire en la zona de Gualeguaychú, y en ese sentido se analizaría reubicar en otra zona de la ciudad a la estación instalada en el balneario Ñandubaysal”, indica el parte de prensa del legislador. (APFDigital)




domingo, 29 de mayo de 2016

Tómate tu Tiempo

¡¡¡Recién ahora van a monitorear!!!

AIM  Entre Rios  -  ARGENTINA - 28 mayo 2016
Botnia: la asamblea de Gualeguaychú coordinó con nación acciones para el monitoreo
Asambleístas de Gualeguaychú junto a funcionarios provinciales y de la Universidad Nacional de Entre Ríos (Uner) se reunieron este jueves con autoridades y técnicos del ministerio de Ambiente de la nación para coordinar acciones con vistas al monitoreo del río Uruguay y los efectos contaminantes de la pastera UPM (ex Botnia). “Lo que se obtenga de los estudios técnicos, en manos del gobierno nacional, puede ser un arma, un aval, para el planteo que pueda hacerse al gobierno uruguayo”, dijo a AIM el integrante de la asamblea, Juan Veronessi.

En primer término, los asambleístas tomaron su primer contacto oficial con el nuevo presidente de la delegación argentina de la Comisión Administradora del Río Uruguay (Caru): “nos explicó el objetivo de su tarea, derivada de las ordenes del gobierno y se habló de afinar el tratamiento de los estudios que se hacen y del monitoreo para tener los datos exactos de lo que produce Botnia”, explicó Veronessi.

Luego, hubo otra reunión en la que se habló de posibles estudios a llevar adelante para el cuidado del río Uruguay “ya decidido y acordado con el gobierno uruguayo”.

Asimismo, se trató el tema de la instalación de medidores para el control del aire “que se ha prometido muchas veces a toda esta región”, dijo el asambleísta que indicó que se pusieron en claro “los datos de los que están en este momento funcionando y se consideró qué hacer con dos sistemas de control que ya fueron enviados por el gobierno nacional al provincial. Esas dos estaciones de medición están a prueba en este momento y se verá en qué lugar deberán instalarse según las funciones que cada una de ellos cumple”.

De los encuentros participaron además de los integrantes -incluidos científicos- de la asamblea ambiental, funcionarios de Bromatología de Gualeguaychú, el rector de la Universidad Nacional de Entre Ríos (Uner), Jorge Gerard, representantes del ministerio de Ambiente de la Provincia, funcionarios del ministerio de Ambiente de nación e integrantes de la Comisión Nacional de Energía Atómica (Cnea).

“Desde el punto de vista técnico hay que considerar varios ajustes en la tecnología para que cumpla el objetivo fundamental que es el control del río y sobre el propio funcionamiento de Botnia”, sostuvo Veronessi que evaluó que “depende de lo que se obtenga de los estudios técnicos, que se pueda llegar a demostrar el grado de contaminación de Botnia, en manos del gobierno nacional  puede ser un arma, un aval, para el plante”o que pueda hacerse al gobierno uruguayo”.

Finalmente, consideró “una gran satisfacción que el ministerio haya destinado, con sus técnicos, un día para el tratamiento de estos temas, porque implica una preocupación tanto respecto de la contaminación en general como de la contaminación de Botnia”.

Fuente: AIM 

Ya era hora



La información disponible no debe continuar siendo tratada como si ella fuera una suerte de secreto de Estado. Sería, además, traicionar la voluntad de mantener una relación fraterna normal con la vecina Uruguay, expresada personalmente en el país hermano por Mauricio Macri, y mantener las torpes rispideces que caracterizaron a la gestión externa de los gobiernos kirchneristas. "Uruguay no se opone a que se haga pública la información ambiental disponible. En rigor, las trabas han estado siempre de nuestro lado y ya es hora de que ellas desaparezcan."

Es imprescindible fomentar la transparencia y conducir el diálogo bilateral desde la sinceridad y no desde manipulaciones arbitrarias de la información relevante.

Fuente: La Nación

domingo, 8 de mayo de 2016

12° Proclama de la ACAG

PROCLAMA
Año tras año nos convocamos en este lugar emblemático de la lucha por el medio ambiente.
Siempre recordamos aquel 30 de abril de 2005 cuando nos dimos el histórico abrazo entre argentinos y uruguayos, sellando de esa manera, nuestro compromiso de defender el Río Uruguay contra cualquier tipo de contaminación.

Con la misma fuerza, venimos a gritar: ¡¡¡¡¡ BASTA de mentiras !!!!!!

- Que Finlandia no se muestre más al mundo, como el numero uno en cuidado del ambiente. Cuida su país y aquí nos deja su basura.
- Que Tabaré Vázquez recuerde sus dichos en Mina de Corrales, “no vamos a permitir que las Industrias sucias del norte vengan a arruinar nuestra hermosa región”. 
- Que no se olvide la Causa Nacional del ex Presidente Néstor Kirchner y el compromiso de apoyar la lucha de Gualeguaychú por la defensa del ambiente. 
- Que no se olviden las palabras del Canciller Timerman “si Botnia contamina la cerramos”, y luego declaró por cadena nacional “hemos demostrado la contaminación de Botnia”. 
- Que nuestro Presidente Macri defina claramente que política aplicará en este conflicto. No solo la salud, de una vasta región de de la Argentina está en juego, si no también nuestra soberanía nacional. 
- Que no nos muestren un monitoreo acordado en beneficio del poder económico de BOTNIA UPM. 

Como el acuerdo Mújica y Cristina Kirchner.

Reclamamos como lo dispuso el fallo del 2010 de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que se haga el control y monitoreo “constante”, permanente, de la planta de Botnia, que hoy no se está realizando ni de lo cual el pueblo tiene información.

Para eso deberá exigirse a la CARU un papel activo como lo señaló la Corte Internacional. De persistir la negativa a colaborar de la República Oriental del Uruguay -como hasta ahora ha ocurrido, frustrando la investigación que lleva adelante el Juzgado Federal de Concepción del Uruguay-, el Estado nacional deberá activar los mecanismos de conflicto, que autoriza el Protocolo de San Luís ante la falta de cooperación de ese país, lo que hasta ahora nunca se ha promovido ni se ha reclamado. 

Esta región clama JUSTICIA, todos saben las toneladas de contaminantes que emite la Empresa, nadie puede ignorarlo, pero lo peor, es que el agua, la tierra, el aire y los seres vivos de esta región ya lo estamos sufriendo.

Que los gobiernos no le digan más al pueblo que hay que demostrar que Botnia UPM contamina, esto ya lo han demostrado prestigiosos equipos de científicos y hasta el propio Director de la Dirección Nacional de Medioambiente de Uruguay, Alejandro Nario, reconoce públicamente que el Fósforo es el “principal” contaminante que se vierte al Río Uruguay.

La lucha continuará, mientras Botnia UPM siga funcionando en nuestra costa, esta Empresa “ilegal y contaminante”, nunca contará con la licencia social, y lucharemos siempre junto a todas las Asambleas ambientalistas, contra todo tipo de contaminación: decimos junto a ellas “No al Fracking”, “No a los agrotóxicos”, “No a las minas a cielo abierto” y a todo tipo de emprendimiento que altere nuestro ecosistema, perjudicando la Salud de los Pueblos. Tenemos el derecho a vivir en un ambiente sano.

Por ello, exigimos: Energía y celeridad en el reclamo. El funcionamiento pleno de la CARU. 

La puesta en marcha del Comité Científico Bilateral. Llevamos años respirando gases tóxicos y SEGUIMOS ESPERANDO LOS SENSORES DE CALIDAD DE AIRE PROMETIDOS, mientras nuestro río sigue recibiendo permanentemente toneladas de contaminantes. 

Reclamamos a nuestras autoridades y a las Organizaciones Internacionales, que consideren esta situación como violatoria de Derechos Humanos fundamentales, de los habitantes de esta Región, y actúen en consecuencia. Defender el ambiente es defender la Vida y por ella la de las generaciones futuras.

SEGUIREMOS MARCHANDO Y GRITANDO
Por la VIDA, POR NUESTRO Planeta, Fuera BOTNIA UPM de la cuenca del RÍO URUGUAY.
ASAMBLEA CIUDADANA AMBIENTAL DE GUALEGUAYCHU
SAN JOSE DE GUALEGUAYCHÚ, MAYO 8, 2016.

La doce, algo que no se entiende.

Se calculan unas 600 personas
La desinformación, la información obsoleta y errónea ha llevado a la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú a este corral de ramas, y hoy 08/05/16 vivimos la 12ª Marcha al puente internacional General San Martín, los carteles siguen diciendo:

“NO A LAS PAPELERAS”, grueso error, NO SON PAPELERAS!!!

Y este no es un detalle menor, es fundamental tener en cuenta este detalle para comprender la irracional postura de algunos, informando erróneamente y en muchos casos adrede.

¿Porqué “No a las papeleras”, cuando NO son papeleras. ¡¡¡Simple!!!

Por qué servía el título: “NO A LAS PAPELERAS”

De esa manera, automáticamente podían asociar Valdivia y Pontevedra, Papeleras que habían hecho desastres ambientales en Chile y España, por falta de controles, por usar tecnología obsoleta y por blanquear con cloro elemental.

Arrancaron con un error, y la gente de buena fe de Gualeguaychú, compro el mensaje que le vendieron: “Me van a matar, me van a contaminar”, compararon UPM este monstruo mucho más grande con las Papeleras de Valdivia y Pontevedra, con tecnología obsoleta, volcando efluentes en una ría en vez de un río.

La gran diferencia, y eso no se lo dijeron a la gente, es que UPM usa tecnología de última generación, no blanquea con cloro elemental y es una de las empresas con los mayores controles ambientales en el mundo. Pero veamos que pasa del otro lado del río.

Estoy desde temprano informándome de esta movilización, escuchando políticos y técnicos al respecto de la contaminación que los asambleístas de Gualeguaychú afirman existe, no me sorprendió para nada escuchar la participación de los integrantes de la Unidad Popular de Uruguay, fundamentalmente la de Gonzalo Abella y Pablo Antoria, pero es bueno explicarle a la gente quienes son estos señores, así que dejo dos perlitas de su amplio collar de disparates.

Asamblea Regional - Los disparates de Pablo Antoria
16/03/08 - “nosotros tenemos un compañero ingeniero industrial que ha trabajado en Europa con la celulosa, dijo que se podían fabricar elementos explosivos con la celulosa, él sostiene por su conocimiento que en la planta de Huelva al sur de España, donde si se procesan elementos explosivos para el ejercito español, este hombre cree firmemente que en el ámbito militar están trabajando con Botnia”.

Argumento contundente!!!
20/12/08 - "Lo primero fue una preocupación muy simple, la gente venia de luna de miel y se retrataba sobre el Río Uruguay, pero si yo me retrato en la costanera de Gualeguaychú o en el Ñandubaysal sobre el Rio Uruguay lo que queda a mis espaldas es el monte nativo del lado Uruguay, si alguien arrasa el monte nativo pone torretas de vigilancia, alambrados de puas, tanques de productos químicos y una enorme chimenea, dificilmente alguien va a querer tener como recuerdo de la Luna de Miel a sus espaldas ese mounstro, ese mounstro gigante que es BOTNIA como recuerdo de Luna de Miel, osea que las preocupaciones de Gualeguaychú empezaron a ser muy concretas y muy paisajisticas, después empezaron a estudiar el tema de las Plantas de Celulosa".

Estos señores como decía, integrantes de la Unidad Popular, participan en nombre de una Asamblea del Callejón inexistente, insultando a cuanto gobernante uruguayo y argentino encuentran en su camino, mintiendo descaradamente, por eso es muy bueno recordar que todo comenzó con las falsas denuncias de Delia Villalba y Julia Cocaro, estas señoras cruzaron a Gualeguaychú a venderles este maldito conflicto, junto a otros como: Víctor Cardona, Lilian Melnik, la famila Borgoño, Oscar Vidal, Ricardo Carrere, por nombrar algunos de los más visibles, todos estos personajes fogonearon, aplaudieron y apadrinaron el piquete de Arroyo Verde.

Pero dejemos a esta gente con su juego mediático, lo que si me sorprendió fue escuchar a muchos participantes decir que hay que demostrar la contaminación y eso es muy bueno, escuchar decir algunos referentes como Osvaldo Fernández y Alfredo De Angeli ex-integrantes de la A.C.A.G. hoy ocupando puestos en el gobierno, que deben demostrar la contaminación, me sorprendió positivamente... pero me genero la siguiente pregunta, por supuesto obvia.

¿No era que tenían datos que demostraban la existencia de contaminación?

Parece que no. Escuchar que el equipamiento que compraron para realizar estos controles, lleva mucho tiempo, sin funcionar, que además esta cuestionado que estos equipos sean los adecuados y que la estación de monitoreo que estaba en el Ñandubaysal, no esta en funcionamiento, deja bien en claro que de esta forma será imposible que demuestren nada.

Deberían comprender de una santa vez que este es un tema técnico y no un tema de fe.

Pero veamos que hace Uruguay

Monitoreo de la calidad ambiental - Fray Bentos y el entorno
Consulta de valores de variables. La consulta de las variables medidas por las instituciones se puede realizar por rango de fechas, matrices y lugar de la toma de la muestra. Ubíquese sobre cada punto del mapa para obtener una descripción del lugar.

Portal DINAMA datos en tiempo real

Puntos de control DINAMA 

Puntos de control DINAMA - LATU - UPM

Puntos de Monitoreo que realiza el Comité Científico en el Río Uruguay

Control y Monitoreo UPM

Esta Comisión fue creada en el año 2007, a través de la Resolución Ministerial 113/2007) con el objetivo de dar seguimiento al desempeño ambiental de la planta de producción de pasta de celulosa blanqueada, terminal portuaria y zona franca UPM (ex Botnia) ubicada en el departamento de Río Negro.

La misma es convocada y presidida por el MVOTMA e integrada por otros organismos del Estado y actores de la comunidad local.

En Resumen
La única y verdadera solución es el control y monitoreo, cosa que Uruguay hace desde siempre, se realizaron estudios de línea de base entre los años 2005 - 2007, antes de que BOTNIA pusiera su primer ladrillo, y así poder evaluar la existencia o no del impacto ambiental. No fue por los reclamos piqueteros que Uruguay controla, controlamos porque somos los más interesados en proteger la calidad de vida de nuestra gente así como la de nuestros vecinos.

salute!!!

sábado, 19 de marzo de 2016

CUANDO EL OZONO SUENA.

La capa de Ozono se recupera

Manfredo Irigoyen

Hacer predicciones es muy difícil, especialmente cuando se trata del futuro (Niels Bohr).

"En un esfuerzo para salvar la capa de ozono, 29 naciones y la Comunidad Europea firmaron en setiembre de 1987 el Protocolo de Montreal sobre sustancias agotadoras de ozono (ODS en inglés). En la siguiente década, el Protocolo fue universalmente firmado por 197 naciones, acordando la prohibición del uso de clorofluorcarbonos (CFCs). Desde 1986, el consumo mundial de las ODS cayó más de 99%, alcanzando el cero desde 2010." (Did We Really Save the Ozone Layer? - http://wattsupwiththat.com/ 26 de octubre de 2015) En el artículo citado se presenta la siguiente gráfica:



Sin embargo, desde el último trimestre del año 2015 surgió en las noticias, tanto en sitios especializados como en medios periodísticos, que el agujero de ozono había alcanzado un récord de 28,2 millones de kilómetros cuadrados sobre la Antártica (Ozone Hole Over Antarctica Reaches Annual Maximum - NOAA, 29 de octubre de 2015)

¿Qué ocurrió, entonces, con los planes del Protocolo de Montreal y la incidencia en la economía y la eficiencia de su aplicación? ¿Ha resultado en un fracaso rotundo? Para responder esta última pregunta primero voy a intentar explicar varios temas y luego aportar una explicación plausible.

Entonces empecemos desde el principio: el ozono. En la naturaleza es prácticamente imposible encontrar el oxígeno en forma atómica O, siempre se encuentra en forma molecular O2 o combinado con otros elementos o compuestos como el agua donde dos átomos de hidrógeno se combinan con un átomo de oxígeno y así tenemos H2O. El ozono se compone de tres átomos de oxígenos O3 conformando una molécula que es inestable o muy reactiva.

Dice la Enciclopedia Británica (Readey Reference Index, tomo VII, página 659) "El ozono es un gas ligeramente azulado, cuyas moléculas consisten en tres átomos de oxígeno. Está siempre presente en la atmósfera de la Tierra aunque su mayor concentración se encuentra en la ozonósfera. Se forma allí como resultado de las radiaciones ultravioletas solares (longitudes de onda menores que 2,42 x 10-8 cm) (significa 100 millones de veces más chico que un centímetro. Este submúltiplo se llama nanómetro abreviado como nm, y es la milmillonésima parte de un metro). Cuando existe equilibrio fotoquímico la cantidad de ozono presente es igual a la destrucción. A causa de la fuerte absorción de la radiación ultravioleta por parte del oxígeno molecular y del ozono, la radiación capaz de producir ozono no puede llegar a las capas inferiores de la atmósfera y la producción fotoquímica (del ozono) es insignificante por debajo de los 20 km de altura (de la atmósfera)"

Lo que está entre paréntesis y en cursiva son aclaraciones mías para una mejor comprensión del texto citado.

Ahora tratemos de identificar a las moléculas, producidas artificialmente por la actividad humana, supuestamente culpables del agotamiento de la capa de ozono. En la década de 1920 los químicos de la empresa Du Pont producen y lanzan al mercado una familia de gases conocida como clorofluorcarbonos (CFC) por estar su composición basada, justamente, en determinada combinación de moléculas de cloro, flúor y carbono. Los más conocidos se comercializaron con el nombre de Freón-11 y Freón-12. El Freón-11 es la combinación de un átomo de carbono (C), una de flúor (F) y tres de cloro (Cl) siendo su fórmula entonces CFCl3 mientras que para el Freón-12 es la combinación de un átomo de carbono (C), dos de flúor (F) y dos de cloro (Cl) siendo su fórmula entonces CF2Cl2. Estos gases revolucionaron la técnica de enfriamiento volviendo las heladeras muy eficientes lo que permitió que los alimentos se pudieran conservar por mucho más tiempo sin que tuvieran efecto en la salud provocado por la putrefacción, y a un costo inferior.

En 1974 los químicos F. S. Rowland y M. Molina predijeron que los CFC no se desintegrarían rápidamente en la atmósfera y que de alguna manera llegarían hasta la estratósfera. Nació así la Teoría del Ciclo Catalítico del Cloro o Teoría Química de la destrucción de la capa de ozono. Según esta teoría los CFC viajarían hacia la parte más alta de la atmósfera por las corrientes ascendentes ecuatoriales hasta llegar a alturas donde los rayos ultravioletas tienen más energía (longitud de onda en el orden de los 190 nanómetros = Ultravioleta C o UV C). Con esta longitud de onda los CFC se disocian liberando cloro.

El fundamento de la teoría establecía que:
"Los átomos de cloro que se liberan son muy reactivos y muchos de ellos colisionan con átomos de ozono (debería decir moléculas) produciendo monóxido de cloro (ClO) y oxígeno molécular (O2)." Supuestamente el monóxido de cloro reacciona con oxígeno atómico dando de nuevo oxígeno molecular y liberando el cloro atómico que quedaría disponible para reaccionar nuevamente con el ozono, en una forma de reacción en cadena. Se estima, según la teoría, que un solo átomo de Cl liberado de los freones o CFC podría destruir 100.000 moléculas de ozono.


Cuando leí sobre este tema las primeras veces me extrañó mucho esta estimación: si la reacción es en cadena, y se cumple así, entonces no debería detenerse sino que tendría que reaccionar hasta agotar totalmente el ozono disponible en la estratósfera. Resulta que las moléculas de cloro también pueden reaccionar con el dióxido de nitrógeno (NO2), que por cierto es muy abundante en la atmósfera, formando nitrato de cloro (ClNO3) y así se cortaría el ciclo cloro catalítico del ozono. Puede ser una buena explicación para que esta reacción no siga hasta agotar completamente el ozono estratosférico. Pero entonces viene la siguiente pregunta, si el dióxido de cloro que es muchísimo más abundante en la atmósfera, en las capas inferiores especialmente, puede reaccionar con los freones, entonces debería ser neutralizado en su supuesto viaje hacia la estratósfera y además hacia el sur luego de ser liberado en el hemisferio norte.


Cuando seguí leyendo vino mi gran sorpresa: los Freones son 4,1 a 4,6 veces más pesados que el aire. No pueden subir como el hidrógeno o el helio. De hecho en las capas altas de la atmósfera se pueden encontrar muchos gases, pero no se ha encontrado Freones en cantidades suficientes como para ser considerados integrantes de una reacción, ni mucho menos se ha encontrado Freones en las capas donde los rayos ultravioletas tienen la energía suficiente para disociar la molécula de CFC.


Recién ahora estamos en condiciones de explicar la situación actual. En realidad en la estratósfera sobre el polo sur se forma lo que se conoce como Vórtice Polar Sur, que ocurre desde fines del invierno y toda la primavera, donde se forman vientos de hasta 400 km/hora y con temperaturas cercanas a 80 - 90 grados centígrados bajo cero. Ese vórtice tiene características tales que no permite que salga ningún gas que esté adentro, así como tampoco pueden ingresar gases desde el exterior del vórtice. Es en esas circunstancias, totalmente naturales, que la concentración relativa del ozono varía. Sin embargo vuelve a las concentraciones estimadas como normales cuando el vórtice desaparece en el verano. En síntesis, por más que Molina haya recibido un premio Nóbel de química, los datos, la evidencia científica y hasta los registros de satélite indican que los Freones (y todos los demás gases utilizado por el hombre que también han sido acusados de afectar la capa de ozono) no tienen nada que ver con la variación de la densidad de la capa de ozono en el hemisferio sur ni en la capa de ozono presente en la estratosfera en todo el planeta.


Sin embargo, es evidente la presencia de cloro encontrado por los globos sondas que se utilizan para estudiar la composición de la atmósfera en el polo sur. Estos globos sondas detectan una inusual cantidad de cloro, pues resulta que son lanzados desde la estación de investigación en la Antártida de Estados Unidos (Base McMurdo) y pasan sobre la columna de emisión del volcán Erebus (que está a 10 km de la Base McMurdo). Este volcán aporta a la atmósfera 360.000 toneladas anuales de cloro, mientras que se estima que en el mundo entero el aporte de cloro de los freones sería de 7.500 toneladas al año (casi 50 veces menos que ese único volcán, sin contar todas las demás fuentes naturales de cloro, especialmente el mar). La suma total de aporte de cloro a la atmósfera por procesos naturales es tal que aunque se liberara todos los freones producidos y utilizados por el hombre desde su invención, resultaría que su efecto sería insignificante y despreciable.


Hasta aquí, la respuesta a la pregunta planteada es que la capa de ozono no se está rompiendo ni desapareciendo, simplemente varía su concentración por causas naturales. Para más datos concretos, mediciones de intensidad de rayos ultravioletas realizadas durante los últimos 25 años en la superficie del planeta no presentan ninguna variación significativa.


Ahora veamos la química del ozono y los fenómenos físicos del Vórtice Polar Sur. Dijimos que la molécula de ozono es tan inestable que en realidad no necesita de nadie o de nada para explicar su variación. Basta con que una molécula de ozono O3 choque con otra molécula igual para que se produzcan 3 moléculas de oxígeno O2 (y encima en el proceso liberan calor! 64 kcal/mol).


Ahora bien, supongamos que eliminamos todo el ozono y consideremos las consecuencias de que tal cosa ocurra. Cuando se habla del ozono y la capa o agujero (en realidad el término agujero aplicado a este caso no es literalmente correcto pues se refiere a una disminución de la concentración, no a una desaparición del ozono) se da por asumido que es el ozono que se encuentra en la zona más sur del hemisferio sur. Pero además la mayor densidad de la capa de ozono se ubica en la atmósfera entre los 22 y 35 km sobre la superficie del planeta. A esa altura y considerando la inclinación del sol, los rayos que pasan por esa fracción de la atmósfera no tocan nunca la tierra.


Ahora veamos el efecto verdadero del ozono como escudo de ultravioletas, tal como se lo denomina. Si comprimimos toda la capa de ozono a la temperatura y presión del nivel del mar nos quedaríamos con un espesor de 2,75 milímetros. ¡Menuda capa diría yo! Apenas llega a la categoría de lámina.


En realidad el verdadero escudo protector de los rayos solares de alta energía, entre ellos los ultravioletas, son filtrados por toda la atmósfera y no sólo por una capa de un gas en particular. Y eso sucede en los últimos 20 km más cercanos a la superficie del planeta. Pero además la exposición de los humanos a los rayos ultravioletas, de forma moderada, es hasta necesario para tener una buena salud pues interviene entre otras cosas en la formación de vitaminas y además en el bienestar general.


En un promedio anual la diferencia de rayos ultravioletas que alcanzan la superficie del planeta varía 50 veces entre los polos y el ecuador. Dicho en otras palabras, en promedio la radiación ultravioleta es 50 veces más (o 5000 %) en el ecuador que en el polo, es decir que por cada 100 km que nos acercamos al ecuador (el viaje desde Montevideo hasta la ciudad de Florida) el aumento de radiación es del 10%.


Las profecías más catastróficas de los ecologistas consideran que la capa de ozono disminuirá en un 5%. Pero el aumento de radiación en la superficie que esto podría provocar sería igual al 10% a nivel del mar. Por eso es que hice la cuenta con los 100 km hasta Florida.


Supongamos ahora, en la consideración más absurda, que desaparezca el 100% de la capa de ozono, que se destruya toda y no exista más. El aumento que se asume en la radiación ultravioleta sería del 200%, apenas el equivalente en viajar 2.000 km hacia el ecuador.


Entonces la respuesta final a las preguntas iniciales es que una vez más, en una creencia infundada que la humanidad es capaz modificar ciclos naturales y que además somos tan poderosos que podemos revertir esos procesos, la evidencia demuestra que estamos equivocados. Los efectos de la actividad humana frente la actividad natural es inexistente. Esta respuesta está en contradicción absoluta respecto a lo que se sostiene, en forma insistente, que si disminuye la capa de ozono, para algunos, o si se termina, para otros, la vida en el planeta desaparece. En mi opinión es francamente exagerada y no tiene sustento.


La explicación más razonable para la situación actual de las condiciones de la capa de ozono sobre la Antártida es que se ha producido un mínimo en las temperaturas de estratosfera, lo que provocó una profundización en el vórtice polar sur.

Manfredo Irigoyen