viernes, 16 de febrero de 2018

Nuevo Estudio No Arroja Nuevas Conclusiones Sobre la Supuesta Desaparición de las A

Por Mauricio Rodriguez, Ph.D., adaptado del artículo Do Neonics Hurt Bees? Researchers and the Media Say Yes. The Data Do Not, por Jon Entine para Slate.

Julio 2017.
Recientemente la revista norteamericana de divulgación científica Science publicó los resultados de un estudio a gran escala acerca de los efectos de los insecticidas neonicotinoides sobre la salud de las abejas1. El estudio se realizó en cultivos comerciales de Alemania, Hungría y Reino Unido y fue patrocinado dos compañías de protección de cultivos. Inmediatamente, varios medios de comunicación publicaron notas de prensa con titulares alarmistas que no reflejan los verdaderos resultados de los datos colectados durante el estudio en Europa.

sábado, 3 de febrero de 2018

Catastrofismo II

Los transgénicos y el glifosato
Los últimos años del siglo XX fueron escenario de una revolución biotecnológica destinada a modificar, en forma irreversible, el mapa agropecuario y nutricional del mundo. Esta revolución se basó en la capacidad de leer los mapas genéticos de los seres vivos, y en el desarrollo de la ingeniería genética, por medio de la cual se pueden transferir genes, superando las barreras sexuales tanto de plantas como de animales.

Estas nuevas herramientas posibilitan la creación de los transgénicos u organismos genéticamente modificados (OGM), denominándose genómica a la ciencia que los estudia. Se generan así, en laboratorio, nuevas plantas y animales, lo mismo que nuevos microorganismos (bacterias, levaduras, etcétera) con nuevas combinaciones de material genético, que buscan satisfacer mejor las necesidades humanas, haciendo más eficientes los procesos productivos agrícolas, así como los de las industrias alimenticia, farmacéutica y cosmética, entre otras posibilidades.

viernes, 2 de febrero de 2018

Catastrofismo I

Una de las acepciones del término “catastrofismo” es la “Actitud de quien, exagerando con fines generalmente intimidatorios, denuncia o pronostica gravísimos males”. Pero la exageración puede no tener fines intimidatorios, y ser más bien producto de un posicionamiento ideológico que genera actitudes dogmáticas de aceptación o rechazo a cualquier evento que coincida o no con el marco ideológico de partida. Se confunde temor con educación, y se usa el primero a falta de la segunda. Dicen que es más fácil atemorizar a una multitud que a un individuo, por lo que la actitud catastrofista encuentra en la sociedad un campo fértil en el cual echar raíces.

El avance tecnológico, con sus comunicaciones instantáneas y globalizadas, y las nuevas herramientas estadísticas, han ampliado enormemente las capacidades de predicción en muchos campos –económico, climático, tecnológico, demográfico– a la vez que universalizan el acceso a esas predicciones a través de los medios masivos y las redes sociales. Y al masificarse, el anuncio catastrofista se vuelve certeza, y de ahí en más, no deja de retroalimentarse.

A continuación revisaremos algunos ejemplos de lo anterior.

jueves, 1 de febrero de 2018

Orson vive y lucha

Gráfico de escalas geológicas donde se comprueba que nunca existió en la historia de la Tierra alguna relación entre CO2 y temperaturas globales.

Las personas tienen tendencia a creer en lo que está escrito en los diarios, lo que escucha en la radio y ve en la TV. La población es como un enorme rebaño de corderos que algunos comparan a uno que está siendo conducido al matadero –liderado por el carnero jefe del rebaño, que también ignora el destino que él y su rebaño correrán. La excepción a esta regla, según varios autores, son los carneros jefes de las grandes potencias que saben perfectamente el destino de su rebaño, pero a ellos se les ha prometido impunidad y seguridad en la manada de lobos que son sus jefes.

miércoles, 31 de enero de 2018

CUANDO EL OZONO SUENA.

La capa de Ozono se recupera

Manfredo Irigoyen
Hacer predicciones es muy difícil, especialmente cuando se trata del futuro (Niels Bohr).
"En un esfuerzo para salvar la capa de ozono, 29 naciones y la Comunidad Europea firmaron en setiembre de 1987 el Protocolo de Montreal sobre sustancias agotadoras de ozono (ODS en inglés). En la siguiente década, el Protocolo fue universalmente firmado por 197 naciones, acordando la prohibición del uso de clorofluorcarbonos (CFCs). Desde 1986, el consumo mundial de las ODS cayó más de 99%, alcanzando el cero desde 2010." (Did We Really Save the Ozone Layer? - http://wattsupwiththat.com/ 26 de octubre de 2015) En el artículo citado se presenta la siguiente gráfica:

jueves, 25 de enero de 2018

EL INFUNDADO PELIGRO DE PRODUCIR ALIMENTOS

Manfredo Irigoyen

Cada vez con más frecuencia surgen artículos denunciando que la producción de alimentos nos conduce al desastre. Se basan en la falsa premisa que esa actividad humana genera gases de efecto invernadero llevándonos a una catástrofe inevitable.


I can only see one element of the climate system capable of generating these fast, global changes, that is, changes in the tropical atmosphere leading to changes in the inventory of the earth's most powerful greenhouse gas-- water vapor. "
Dr. Wallace Broecker, a leading world authority on climate
Lamont-Doherty Earth Observatory, Columbia University,
lecture presented at R. A. Daly Lecture at the American Geophysical Union's
spring meeting in Baltimore, Md., May 1996.

Nos culpamos a nosotros mismo de ser pecadores y por tanto debemos hacer penitencia de tal forma que generemos decrecimiento económico condenándonos a padecer hambre y frío. Al menos eso propone este artículo http://www.bitacora.com.uy/noticia_8355_1.html acusando a la producción de carne bovina para consumo y a la quema de biomasa para cocinar y calentarnos que, dicho sea de paso, son las más básicas actividades humanas de supervivencia, pero que según el razonamiento expuesto generan ingentes cantidades de gases de efecto invernadero. Ese artículo fue escrito por un novelista y ecologista que es claro que se preocupa por el destino de la humanidad pero que su razonamiento no se basa en conocimiento científico sino en algo aceptado como un principio innegable e indiscutible como un dogma. El autor no es el primero ni el único que cae en ese error, si  consideramos que hasta el mismo Umberto Eco, uno de los máximos referentes contemporáneos en filosofía y semiótica, comete el mismo error en su libro A Paso de 
Cangrejo acusando a la humanidad de su propia destrucción.

jueves, 11 de enero de 2018

Mentiras verdes

Fundador de Greenpeace revela “mentiras verdes”

Fue uno de los jóvenes con melenas y pantalones de campana que, a principios de los 70, se embarcaron en un viejo pesquero en las aguas del Pacífico Norte para detener el uso de bombas de hidrógeno. Entre cervezas y canciones de protesta lograron cambiar el curso de la historia porque la de 1971 sería la última de estas bombas detonada en la tierra. Poco después el presidente Nixon anunció el fin de esta práctica y ellos, los jóvenes hippies preocupados por el medio ambiente, saltaron a las portadas de los periódicos. Había nacido Greenpeace.

jueves, 4 de enero de 2018

El crecimiento verde

Por primera vez, la reunión de líderes convocada por el ex presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, se realiza en América Latina. La Clinton Global Initiative (CGI), que se desarrolla esta semana en Río de Janeiro, reúne a líderes de los sectores públicos y privados, así como integrantes de la sociedad civil, para abordar los temas que enfrenta la región. Parte de la cumbre se centra en el tema Planificando para el crecimiento verde, para “desafiar la noción de que promover la sostenibilidad ambiental y estimular el crecimiento económico deben ser prioridades que compiten entre sí” (1).

miércoles, 20 de diciembre de 2017

SOMOS MENOS QUE BACTERIAS

Henry Luois Mencken
Henry Luois Mencken fue un pensador y escritor muy influyente en la segunda mitad del siglo XX. Una de sus citas, mi preferida, refleja lo que vamos a desarrollar en este análisis: Todo el propósito de la práctica política es mantener a la muchedumbre alarmada (y por ello clamorosa pidiendo ser conducida a la seguridad) amenazándola con una serie interminable de sandeces, todas ellas imaginarias.

Resulta duro comenzar un análisis mencionando esa cita de Mencken. Lo cierto es que me parece oportuno citarla pues estamos siendo invadidos por amenazas de la índole descrita por ese pensador. Descartando todas las demás, destaco la que más nos invaden y mayor significado económico tiene en nuestra sociedad. La amenaza del cambio climático originado en el comportamiento de la humanidad.

jueves, 14 de diciembre de 2017

Controles y monitoreos

Pero veamos que hace Uruguay

Monitoreo de la calidad ambiental - Fray Bentos y el entorno
Consulta de valores de variables. La consulta de las variables medidas por las instituciones se puede realizar por rango de fechas, matrices y lugar de la toma de la muestra. Ubíquese sobre cada punto del mapa para obtener una descripción del lugar.

Portal DINAMA datos en tiempo real

Puntos de control DINAMA 

Puntos de control DINAMA - LATU - UPM

Puntos de Monitoreo que realiza el Comité Científico en el Río Uruguay

Control y Monitoreo UPM

Esta Comisión fue creada en el año 2007, a través de la Resolución Ministerial 113/2007) con el objetivo de dar seguimiento al desempeño ambiental de la planta de producción de pasta de celulosa blanqueada, terminal portuaria y zona franca UPM (ex Botnia) ubicada en el departamento de Río Negro.

La misma es convocada y presidida por el MVOTMA e integrada por otros organismos del Estado y actores de la comunidad local.

En Resumen
La única y verdadera solución es el control y monitoreo, cosa que Uruguay hace desde siempre, se realizaron estudios de línea de base entre los años 2005 - 2007, antes de que BOTNIA pusiera su primer ladrillo, y así poder evaluar la existencia o no del impacto ambiental. No fue por los reclamos piqueteros que Uruguay controla, controlamos porque somos los más interesados en proteger la calidad de vida de nuestra gente así como la de nuestros vecinos.

salute!!!

domingo, 10 de diciembre de 2017

Efluentes del Parque Industrial contaminan

Un estudio confirma que los efluentes del Parque Industrial que van al río contaminan.




En la conferencia realizada en el Museo Almeida, el Foro Ambiental Gualeguaychú informó sobre los resultados de los análisis que se realizaron en el laboratorio C&D, de La Plata, sobre la Planta de Efluentes del Parque Industrial. La responsabilidad de las empresas y la falta de control del Estado.

Hace poco más de dos meses, los vecinos del Barrio Don Pedro, ubicado frente al Parque Industrial Gualeguaychú (PIG) denunciaron ante las cámaras de El Día TV la insostenible situación que padecen debido al mal funcionamiento de la planta de tratamiento de efluentes.

“El olor se debe a un insuficiente y mal o casi nulo tratamiento de estos efluentes industriales que nos perjudican a nosotros como vecinos del barrio Don Pedro. Porque así como están maltratados, se arrojan a la Cañada de Melgar, que pasa frente a nuestro barrio con un profundo olor. Esto nos afecta nuestra vida cotidiana, nuestras noches, la respiración de nuestros hijos, de los abuelos, de todos”, expresaron durante el reclamo el grupo de vecinos que en su momento pidió la intervención del Estado.

A partir de esta situación el Ejecutivo Municipal conformó una Mesa de Consenso Ambiental, de la que participaron en no menos de cinco oportunidades los integrantes del Foro Ambiental. “No así los industriales”, reclamaron desde el propio Foro.

En este marco, el Foro Ambiental convocó a una conferencia de prensa, que se llevó a cabo ayer en las instalaciones del Museo Almeida. En la misma, el doctor Jorge García leyó el documento en el que se expresó la preocupación de los vecinos del barrio Don Pedro, los primeros afectados por la contaminación, pero no los únicos, ya que “dichos efluentes terminan llegando, por la cañada de Melgar, al arroyo Gualeyán, y por éste al río Gualeguaychú”, detalla el documento.

“El foro, para saber dónde estaba parado, resolvió hacer una toma de muestras de agua de la cañada de Melgar y de los efluentes pluviales que salen del Parque Industrial, siendo consciente que ésta muestra es solo una foto, no la pelicula de lo que pasa, pero sí servía para tener una idea de lo que estábamos hablando”, indica el documento y continúa: “las muestras se tomaron respetando los protocolos determinados y bajo acta y supervisión de escribano público”.



“Hemos llegado a esta encrucijada por un mal manejo de la situación, siendo los responsables de ello la Comisión Administradora del Parque Industrial, conformada por tres integrantes de la Corporación del Desarrollo, tres representantes de los Industriales y un integrante de la Municipalidad; quienes deberían haber velado por el buen funcionamiento del Parque. Y también de las sucesivas administraciones municipales, que teniendo las herramientas para su control, no lo hicieron”, criticaron desde el Foro, al tiempo que destacaron la actitud de la actual administración. “Celebramos que la actual gestión haya reconocido el problema y esté trabajando en la solución. Creemos que la comunidad debe saber de lo que se trata, para que con prudencia, pero con firmeza, exijamos de los responsables de este problema, su solución”, cierra el documento.


Agua contaminada

“Tomamos muestras del desagüe pluvial y de la Cañada de Melgar, a unos 200 metros de la entrada al barrio Don Pedro”, contó el bioquímico Carlos Goldaracena. Quien hizo un detallado detalle técnico y remarcó los valores contaminantes en el desagüe pluvial, la cantidad de bacterias patológicas (que trasmiten enfermedades infecciosas) y el número de coliformes fecales registrados por encima de los valores establecidos por ley. “Estamos hablando de bacterias patógenas, que caen en una cañada que está rodeada de gente que vive a 50 metros”, expuso.

“No debería salir nada por los efluentes cloacales si no llueve. Están tirando algo que no deberían”, indicaron desde el Foro. Asimismo, marcaron que “primero, hay que considerar que la Cañada de Melgar no sería el receptor correcto para el desagüe de un parque industrial como éste. Pero las cosas deberíamos analizarlas desde adentro del PIG para afuera, cada una de las industrias debería ser responsable y corresponsable con el resto para el tratamiento individual y colectivo de cada una de las cosas que se eliminan”. Y el Estado “debería controlar”.

“La ley 6260 (Ley provincial de prevención y control de la contaminación por parte de las industrias) establece que no es conveniente mezclar efluentes industriales con los efluentes cloacales. Acá se pasó todo junto por el mismo tamiz, y de ahí sale la contaminación de coliformes que tenemos”, consideró el médico Jorge García. Y marcó la peligrosidad de los “órganos persistentes” en los efluentes, que pueden llegar a producir cáncer en distintos niveles y afectar la fertilidad de las personas, entre otras graves consecuencias.

Por otro lado, se cuestionó la falta de avance en la obra de la nueva planta de tratamientos de efluentes industriales del PIG, anunciada para finales de este año o comienzos del 2017. “No se está trabajando, no hay avances en esa obra”, cuestionaron los vecinos del barrio Don Pedro, presentes en la conferencia de prensa.

El Día Online.com